A un paso del título

June 18, 2017

En la previa, la visita a Mar del Plata era de riesgo. Es que el tiburón había sumado ante todos los grandes (resta River en la fecha que viene) y venía envalentonado por el triunfo en la Copa Argentina. Boca por su parte, venía de golear a Independiente por tres tantos a cero. La goleada Xeneize por 4-0 lo dejó a un triunfo del título.

 

 

La victoria de Banfield ante Rosario Central el viernes por la noche, hizo que Boca no pueda consagrarse campeón sea cual sea el resultado. Mas allá de eso, los dirigidos por los mellizos sabían que, de no llevarse los tres puntos volvían a abrir el torneo. 

Boca dominó de principio a fin, con la salvedad de unos diez minutos (entre los 10 y los 20 del primer tiempo) en que Aldosivi le perdió el respeto e intentó atacarlo por el sector derecho. El resto del juego fue todo del puntero. Con la constante proyección de los laterales, una sobria actuación de los centrales, un mediocampo ordenado por Barrios y con juego mediante Pablo Perez y Fernando Gago, hizo que el ataque repitiera lo de anteriores partidos. Precisión, rotación, velocidad y eficacia.

Pavón abrió el marcador a los 39 con un potente remate pegado al campo de juego, tras un quirúrgico pase entre líneas del titiritero Gago. Dos minutos después, y tras un intento de empatar por parte del local, un grosero error de Vega, arquero del tiburon, hizo que Centurión anote el 2-0 tras in a presionarlo y que la pelota impacte en la cola del 10 en el intento de despeje del guardameta local. Poco más pasó tras el gol, que llegó el entre tiempo.

 

 

En el complemento, la tendencia fue la misma. Boca tenía la pelota, atacaba los huecos y dañana. Aldosivi sólo tuvo una clara mediante la cabeza de Pablo Luguercio. Todo fue de Boca. el tercero lo anotó Fernando Gago desde los 12 pasos tras una dura infracción de Vega ante Centurión. El 4-0 llegó en la zurda de Silva. 

Muy buena presentación del líder, que despejó cualquier duda sobre su rendimiento y ahora visita a Olimpo el miércoles, con la premisa de ganar para consagrarse como campeón del fútbol argentino. Si los xeneizes ganan, se asegurarán el título; si empatan o pierden, también pueden consagrarse; incluso, si River pierde ante Racing el domingo y Banfield no supera a San Lorenzo el martes, será campeón antes de jugar. En el local actuó el uruguayo Roberto Brum, en Boca el colombiano Wilmar Barrios y en el complemento ingresó el uruguayo Rodrigo Bentancur. Frank Fabra no ingresó.

 

Barrios, el equilibrista

Gran parte de esta re fundación xeneize, tiene nombre y apellido: Wilmar Barrios. El colombiano está haciendo un gran torneo, permitiendo encontrar ese equilibrio defensivo-ofensivo que Boca no hallaba. Ubicación, presencia, quite, precisión, cobertura son algunas de las características de este volante que llegó como suplente y hoy es indiscutido en el cuerpo técnico como también en el corazon de la gente. Su manera de jugar libera a Gago y a Pablo Perez, sabiendo que a sus espaldas está el volante cafetero. Jugador de selección. Ese que, al llegar, alguien que sabe bastante del puesto como Mauricio "Chicho" Serna, dijo que era un jugador hecho a la medida de Boca. 

 

 - Resumen y goles del encuentro

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload