Sufrió, pinchó y se copó: Estudiantes jugará la Libertadores 2018

June 27, 2017

 

Con la participación habitual de Matías Aguirregaray y Juan Ferney Otero, el conjunto de La Plata consiguió un trabajada victoria ante Quilmes en el estadio de Arsenal por 1 a 0, y accedió a la fase de grupos de la máxima competición continental del próximo año.

 

Contra todo pronóstico, no fue fácil el desarrollo del partido para Estudiantes: Amo y señor de la posesión, no supo herir al Cervecero, descendido y sin otra motivación que conseguir su primera victoria en condición de visitante. Con César Rigamonti como figura bajo palos, los dirigidos por Cristian Díaz aguantaron los embates rojiblancos, más impulsivos que cerebrales, y esperaron su oportunidad de golpear de contra, algo que no ocurrió durante los primeros 45 minutos.

 

Tampoco el local llegó con demasiada claridad, pero se acercó con mayor precisión en el complemento. Sin embargo, los minutos pasaban y el murmullo se adueñó de las tribunas. Fue entonces cuando una acción desequilibró definitivamente el juego:  A los 24 minutos del segundo tiempo, Lucas Carrizo vio la segunda amarilla y se fue bien expulsado en la visita. 

 

Con uno menos, Quilmes se quedó sin contención, su mejor atributo hasta el momento, y ofreció mayores espacios en defensa. Así llegó 10 minutos después el gol de Viatri, ingresado ocho minutos antes: el ex Boca remató un centro de Lucas Rodríguez, Rigamonti tapó, pero el delantero aprovechó el rebote y desató la locura en Sarandí.

 

Con el resultado en contra y un jugador menos, se vio lo mejor en ataque de Quilmes. En el descuento, el paraguayo Ismael Benegas (de correcta actuación) desvió un centro de Obregón y la pelota se estrelló en el palo de Andújar. Estudiantes se llevó los tres puntos y, de yapa, estirará su mística copera un año más.

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload