Entrevista exclusiva a Christian Mayo, el camerunés que sorprendió a Guillermo

July 11, 2017

El mundo Boca es de un alcance sin fronteras. Y si no lo creen pregunten en Camerún donde jugó Alponse Tchami, delantero que llegó al club en 1995 desde Dinamarca y que se quedó en el club hasta 1997. Marcó 14 goles en 59 partidos (uno muy recordado a River en el Monumental en una goleada del equipo de Silvio Marzolini) para luego emigrar al fútbol alemán. Christian Mayo es volante central. Numero 5. Mide 1.86 metros, tiene 17 años y desde octubre del año pasado está en el club de la Ribera.

 

Con la educación como principio y la voluntad de someterse a unas preguntas luego de "estar muy cansado" tras un entrenamiento, el mediocampista detalla que: "llegue a Boca por mi representante, que tiene un socio en Camerún encargado de buscar jugadores. Los primeros días los pasé en un hotel, y en un momento me avisaron que había prueba para la categoría 99 y por suerte quedé. En Camerún estaba en un club que estaba en primera y se llama Botafogo FC de Douala." Llegó solo junto con otros compatriotas a probar suerte (Aouna Dang Bissene, el delantero que firmó un contrato por dos años y medio con Huracán después de una prueba de Caruso Lombardi es otro de ese grupo). Su familia está alla, aunque aclara que (cariñosamente) la que tiene es "la familia de mi representante y la segunda es el mundo Boca. Ahora estoy en la pensión desde principio de año. Como arranqué a fines del año pasado me quedé hasta diciembre en el hotel, porque no había tiempo para manejar todo. Salía del hotel a casa Amarilla y de ahi ibamos a entrenar a La Candela". Cuenta que este año arrancaron el 23 de enero y que en la pensión "los chicos son muy amables, no hay signos de discriminación. Me siento cómodo con todo el mundo, incluso con los hinchas también".

A la hora de contar cómo es la vida y que es lo que más le gusta, dirá que "me gusta mucho todo. Acá todo es diferente. Lo que me gusta mas son los hinchas, ellos ponen todo sin tener ni pedir nada, solamente la victoria. EL FANATISMO ES ENORME E INCREIBLE".

 

Su puesto es volante, y avalando esa teoría deja claro que "juego de cinco. ese es mi puesto natural y donde más cómodo me siento"; antes de que terminara el pasado torneo onde el Xeneize se proclamó campeón, Mayo entrenó con la primera, y consultado sobre el nerviosismo lógico de ese momento mágico dijo que "estaba nervioso, pero porque quiero hacer las cosas bien, Guillermo ya me había pedido para entrenar dos o tres veces por semana. La primera vez fue un sentimiento fuerte". Señala que está "muy feliz" pero tiene que "mantener la humildad y seguir trabajando" para entrenarse con la primera y todos los "cracks" (cómo definió a los campeones).

Cuenta que le tocó compartir mediocampo con Gago, Chicco y Maroni, contra Centurión, Jara y no recuerda a los otros dos. "cuando juego pienso solamente en jugar, no en lo que pueda pasar acá",  define serio y agrega que el mellizo lo había convocado semanas atras.

Cuenta que "a principio del año estaba con la quinta, pero hace tanto tiempo que me subieron a reserva y eso me permitió entrenar con la primera". Quiere debutar en Boca, espera ese momento y dice que "seguirá entrenando" hasta que "Dios tenga la decisión". 

 

El volante central, cumple años el primero de agosto, los 18 que le permitirían firmar su primer contrato. El transmite optimismo y firmeza en sus oraciones. Espera poder debutar en el club que le abrió la puertas en el país. El cuerpo técnico quedó gratamente sorprendido y es factible que sea parte de la pretemporada a la cual Boca viaje a Paraguay. Es un agradecido de todo lo que vive, solo espera la oportunidad. Su oportunidad.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload