Ariel Krasouski y la garra uruguaya

August 10, 2017

Nacido un 31 de mayo de 1958 en San José, comenzó a jugar al fútbol en 1967 en las filas del Génova Baby Fútbol. Debutó profesionalmente en Montevideo Wanderers, donde pudo asentarse y destacarse. Ese destaque hizo que en 1981 venga a la Argentina para jugar en Boca Juniors, club al que llegó con el objetivo de reemplazar a un histórico de la Ribera: el "chapa" Suñé. Debutó en la primera de Boca ante Unión Santa Fe. Su mayor virtud, bien de un cinco de marca y garra oriental, fue aportar a la mitad de la cancha de Boca, trabajo, carácter y efectividad. Su forma de jugar compensaba. Le daba equilibrio para tener jugadores de buen pie y no sufrir las contras de los rivales. Fue testigo privilegiado de la consagración de Diego Maradona, con el que logró el histórico título Metropolitano del 81 con jugadores de la talla de:  Gatti, Pernía, Ruggeri, Mouzo ,Córdoba Benítez, Krasouski, Maradona, Escudero, Brindisi, Perotti, Pancho Sá, Bordón, Ribolzi, Trobbiani, Alvez, Mastrangelo, Morete, Outes y Mario Zanabria entre otros. "Marzolini (Silvio) era el técnico, me preguntó de entrada: ¿Cómo te encontras para jugar uruguayo? Entré y no salí más” supo declarar hace unos años al medio de su país Tenfield.

 

Alguna vez delcaró que: “Cuando entré a La Bombonera la cancha se me movía y las piernas se me aflojaron de una manera que me asustó. Era un partido contra Unión de Santa Fe. Yo hacía mi debut con la camiseta de Boca. Me acuerdo que entré a la cancha, corriendo para calentar y sentí como que vibraba el piso. Lo que pensé en ese momento fue que las piernas se me estaban aflojando por el nerviosismo antes del partido, el día del debut.¿Por qué me tiemblan las piernas, si yo jugué en la Copa de Oro con ochenta mil personas, representando a mi país, jugando la final contra Brasil y no me pasó esto? ¿Por qué me pasa esto acá, contra Unión de Santa Fe que tenemos todas las de ganar? Pero no era yo ¿sabés?, era el piso. De verdad se movía el piso”. Su carrera en azul y oro terminó el 22 de junio del 88, en un 3-2 contra Independiente en el que ingresó desde el banco. Terminó con 161 partidos en el Xeneize y 19 goles.

En 1986 se marchó a San Lorenzo donde cuajó una buena campaña con catorce partidos sin conocer la derrota. Compartió equipo con Chillavert recién llegado de Paraguay, Bica, Malvárez, Saavedra, Alexis Noble, Inzúa, Rinaldi, Perazzo, Jorge García, entre otros.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload