Sebastián Rozental y su (frustrado) paso por Independiente

August 30, 2017

Nacido en Santiago, Chile, el 1º de septiembre de 1976 Sebastian Rozental inició su carrera futbolistica de manera prematura. A los 16 años debutó en la Universidad Católica, club en el que se vio su mejor versión. Estuvo en el conjunto chileno hasta 1997 donde fue transferido a Escocia, para recalar en el Ranger. Debutó frente al St.Johnstone un 25 de enero y tiempo después de comenzado el encuentro, una molestia en la rodilla alarmó a todos. Sin darle la importancia que llevaba ese dolor, el trasandino siguió jugando hasta el punto que anotó un bonito gol entrando por el sector derecho del ataque. Terminado el encuentro, y tras las consultas pertinentes con los profesionales, se llega a la conclusión que el rubio de pelo lacio tenía rotura de ligamentos. A diferencia de los actuales tratamientos, que a los siete meses están de vuelta dentro de un campo de juego, Rozental estuvo casi dos años sin jugar.

 

Con la idea de encontrar la continuidad que en Rangers no iba a tener, lo cedieron a préstamo a club en el que debutó. Allí se vio una gran versión del chileno que asomaba en sus primeros años, pero el prestamo caducó y regresó a Europa. Sin lugar definitivamente, fue cedido a Independiente de Avellaneda. Allí disputó 12 encuentros en los que no anotó goles. De su paso,se recuerda un penal que le atajó Burela, de Lanús. Pero lo que más llamó la atención entre los hinchas del Rojo es que cada vez que fue titular, su equipo perdió. Nunca pudo encontrar el nivel que tuvo en Chile. Los factores son varios, pero uno de los principales fueron las lesiones musculares. No cumplió con las expectativas, y aún hoy es considerado como uno de los peores refuerzos de la historia del club argentino. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload