Todo un amuleto

October 21, 2017

Hay jugadores extranjeros que pasaron por nuestro fútbol y tuvieron alguna particularidad, que se destacaron por algo, incluso sin tener demasiados minutos dentro del verde césped. Este es el caso de Roberto "Malinga" Carlos Jiménez.

 

 

Jiménez es un futbolista peruano, que nació un 17 de abril de 1983 en Malingas, Tambo Grande, Perú. El futbolista llegó a la Argentina en el año 2006 y recaló en San Lorenzo de Almagro. En el Ciclón tan solo jugó 30 partidos y convirtió 9 goles. A pesar de no jugar tanto como él quería, el delantero logró salir campeón con la institución de Boedo en el año 2007.

 

Por aquel entonces, el jugador, se demostró disconforme con los minutos jugados ese semestre y manifestó: “No estoy resentido ni tampoco tengo problemas, pero no me siento campeón porque mi deseo es jugar y espero tener mayores ocasiones en otro club”, afirmaba el futbolista.

Luego de esos dichos contundentes, Jiménez llegó a Lanus en el 2007. En el club Granate tuvo más continuidad, jugó 10 partidos, pero tan solo convirtió un gol. De todas formas logró ser campeón nuevamente, demostrando ya que el peruano traía suerte.

 

En el 2009, Jiménez volvió al fútbol argentino y cayó en Godoy Cruz de Mendoza. Quizás por sus antecedentes, campeón con dos equipos argentinos en tan poco tiempo, fue que el conjunto del Tomba lo trajo como si fuera un amuleto de la suerte. En este último equipo no se logró desempeñar ni con el juego ni con un campeonato, entró a la cancha en once oportunidades y convirtió dos goles.

Luego el delantero peruano siguió casi toda su carrera en su tierra natal, tuvo un breve paso por Chile, en donde jugó en Deportes La Serena. En la actualidad, Jiménez se encuentra en el Alianza Atletico Sulana de la liga de Perú con la edad de 34 años.

 

Pero lo sucedido en San Lorenzo y Lanus quedó en el recuerdo de varios hinchas, que en ese entonces lo tenían como un jugador que debía estar para que su equipo saliera campeón. Esa fue su particularidad, en tan solo poco tiempo quedó en la historia del fútbol argentino, quizás como él no quería pero lo cierto es sin duda que fue considerado un tipo que trajo suerte. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload