Un paso fugaz

October 27, 2017

 

En otra de las historias particulares de los extranjeros en el fútbol argentino, se encuentra claramente la del delantero uruguayo Daniel Fonseca.

 

El futbolista llegó a la Argentina en el 2002, tras un gran paso por el Napoli, Roma y Juventus, y  su arranque en nuestro fútbol comenzó en un torneo de verano. Ahí fue donde jugó su primer partido vistiendo la camiseta de River en un clásico ante Boca.

 

En  ese encuentro, el charrúa, se destapó y convirtió un gol a los 46 minutos del segundo tiempo, dándole el empate a River que hasta ese momento estaba perdiendo 1 a 0 con un gol de Juan Roman Riquelme. Tras el empate, era el turno de los penales, Fonseca convirtió el último y le dio el triunfo al millonario.

 

Luego de eso, el uruguayo no pudo afianzarse y disputó 185 minutos con la camiseta de River y tan solo convirtió un gol en el fútbol argentino. Dos meses después de aquel partido de verano, Daniel Fonseca retornó a Nacional de Montevideo, club en el cual se inició como futbolista, pero dejó claro que su salida se debió a una mala relación con el entrenador de turno, Ramón Diaz. El delantero manifestó ante la prensa: “Ramón es arrogante y sólo habla con dos jugadores”, expresando el claro descontento hacia el entrenador.

 

En la actualidad, Daniel Fonseca tiene 48 años y trabaja como representante de futbolistas. El uruguayo logró llegar a un fútbol importante como el italiano, jugando en los mejores equipos de la Serie A, pero no pudo brillar en el fútbol argentino, en el cual tuvo un paso fugaz.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload