Arrollador

October 30, 2017

En la previa, nadie, ni el más optimista hincha de Boca imaginaba que el resultado iba a ser tan abultado. Y no justamente por las virtudes del mismo elenco puntero, sino por las dificultades que Belgrano genera. 

Sin embargo, la paridad del encuentro duró unos pocos minutos hasta que el local abrió el marcador con el gol en contra del arquero Lucas Acosta a los quince minutos del primer tiempo tras un desborde de Pavón. A partir de ahí, sin lucir como en otros encuentros, Boca fue quien manejó los tiempos del encuentro. Con amplia posesión pero sin la verticalidad que le daba Gago con sus incisivos pases, Pablo Perez fue el encargado de asumir ese rol. El ex Newell´s cumplió y junto al uruguayo Nandez articulaban el mediocampo con los delanteros. A sus espaldas, como es costumbre, el colombiano Wilmar Barrios daba el equilibrio que necesita un equipo que piensa en el arco rival continuamente.

 

Belgrano intentó acercarse al arco defendido por Rossi atacando por el lateral de Fabra, pero el nacido en Antioquia, Colombia, fue la figura del partido. Marcó, atacó y cada decisión que tomó fue acertada. Con varios puntos altos, justamente el lateral izquierdo inició lo que sería el segundo gol. Un centro pasado a los ´42 derivó en los pies de Cristian Pavón, que con la pausa justa y jugando un pase falso a Darío Benedetto, ubicó a Edwin Cardona que ubicó la pelota con la cabeza a media altura del palo izquierdo del arquero pirata. Primer gol oficial del colombiano, que ya había anotado en los amistosos ante Nacional de Uruguay y Banfield, ambos en pretemporada.

El complemento mantendría la misma línea de la primera etapa. Boca protagonista y Belgrano a la espera de alguna contra que permita el descuento. Así, con la tenencia que ejerció durante los noventa minutos, a los 17 otra vez Pavón entró en escena (tras un fallido despeje de Lucas Acosta) para ceder a Benedetto, que en un movimiento descolocó al peruano Hansell Riojas La Rosa y acomodó el balón para la zurda. Festejó y 3-0. Un ratito después, tras una pared entre Espinoza y Jara, el ex Huracán asistió al insaciable Benedetto (34 goles en 40 partidos) que definió dentro del área chica para cerrar el marcador.

Boca cerró la semana previa al Superclásico con una abultada victoria cimentada en las actuaciones de los colombianos Fabra y Barrios, la efectividad del 9 y la solvencia defensiva que en siete partidos, solo recibió un gol.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload