"Disfrutar del fútbol Argentino es una experiencia maravillosa

November 10, 2017

El fútbol argentino tiene miles de historias que merecen ser contadas. No todas transcurren en la primera división, pero los sueños de los futbolistas no tienen techo y superan cualquier traba que se cruce en el camino.  Algo así podríamos describir la historia de Juan David Bravo, nacido en Medellín, Colombia, un 1° de abril de 1990.

Bravo es lateral derecho aunque también por  ser ambidiestro y su 1.82 mts supo desempeñarse como central. Se considera ‘fanático del asado’, algo que se puede comparar con su ‘bandeja paisa’. Es una comida elaborada tradicional de su región que  está compuesto por once ingredientes tales como el Arroz blanco, Carne en polvo, Chicharrón, Huevo frito, rodajas de banana, Chorizo antioqueño, Arepa antioqueña,  Hogao, Fríjoles, Tomate en rodajas y Aguacate.

Debutó en Atlético Nacional de Medellín y llegó al país mediante “un convenio con Deportivo Merlo en donde Franco Armani  se fue a Medellín y Nacional nos mandó a  Oswaldo Blanco y a mí”. Llegó a los 17 años, por momentos cuenta que sufrió la alimentación y “la adaptación como futbolista fue cuestión de meses ya que soy un jugador aguerrido, parecido a lo que es el fútbol argentino. Corro y meto”, cuenta que llegó en búsqueda de un sueño, pero que “hubo días que tenía ganas de volver. Extrañaba la familia, aunque sabía que ese sacrificio era para el futuro de ellos; extrañaba las comidas, en realidad ¡todo! Porque estas lejos de tu ciudad, tu país, pero aprendí también a no extrañar, gracias a Dios hay muchos medios de comunicación”

 Cuenta que el hecho de haber llegado con un facilitó las cosas. “Entre los dos nos dábamos ánimo para cumplir nuestro sueño. Ese apoyo entre ambos fue muy importante para tener la trayectoria que tengo. Es un hermano para mí.” En referencia a Oswaldo Blanco.

 

De entrada comenzó viviendo en la pensión de Merlo, hasta que pudieron darle una casa y estar más cómodos con su compañero, pero resalta que “las cosas tuvimos que ganarlas día a día”. Luego de Merlo, pasó a Los Andes un año y medio hasta retomar al conjunto colombiano. En ese período de 2013/14 estuvo seis meses y no pudo jugar.  Compartió plantel con Jonathan Copete (ex Velez), Hárrison Otálvaro y Juan Pablo Ángel, histórico delantero de River Plate a mediados de la década de los noventa. El técnico de Atlético Nacional por ese entonces era Juan Carlos Osorio.

Terminado ese paso negativo por el elenco verde, surgió la posibilidad de regresar al país para jugar en el conjunto correntino de Boca Unidos. Esta vez “fue mucho más sencillo adaptarse. Tenía un departamento, la alimentación me resultó más fácil y además conocía algunos de mis compañeros”, comentó con  gran emoción. “Acá en Corrientes me encontré con personas muy buenas que ayudaron a mi adaptación. Es una hermosa provincia. Tiene mucha tranquilidad y paz.” Disputó la temporada 2015 con el elenco del norte en el Nacional B donde señala que el torneo “es muy competitivo, con grandes jugadores, que no tiene nada que envidiar a la primera división. Es muy parejo, y la verdad que cualquier club podría estar en la máxima categoría”, en ese lapso tuvo como técnico al actual entrenador de Central, el uruguayo Paolo Montero.

Cuenta que con Deportivo Merlo enfrentó a River Plate en la B. Una fue suplente y en otra como titular; también enfrentó en otra oportunidad por Copa Argentina a Independiente, Tigre y enfrentó en la semifinal del torneo más federal de AFA a Boca, partido que el Xeneize ganó por penales (1-1 en los ´90), con una perla de Juan Román Riquelme pinchando su tiro desde los doce pasos. “Riquelme es un genio, no me sorprendió en absoluto lo que hizo. De un jugador de la talla de su categoría no podía esperarse menos”. 

“Haber llegado a este hermoso país, y disfrutar de su fútbol estando en tres clubes acá en Argentina fue una experiencia maravillosa. Lo que venga a futuro será lo que Dios quiera, y esperemos que lo que sea, signifique algo aún mejor.” Actualmente no tiene club, se entrena con un preparador físico por su cuenta y está esperando a cerrar algunos de los sondeos que recibió su representante, en este caso sin dar indicios sobre cuál será su próximo destino.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload