Alejandro Silva

November 29, 2017

Será uno de los 22 protagonistas que luchen por, al menos, noventa minutos en busca de la gloria continental. Es uruguayo y nació un 04/09/1989 en Montevideo. Fue repartidor en una pizzería, verdulero y hasta se desempeñó en una fábrica de cueros, aunque previo a eso trabajó primero en un almacén y luego en una metalúrgica. Debutó en Fenix deslumbrando por dos características que no abundan en el fútbol oriental: Velocidad, y timming. A esto se le agrega una polifuncionalidad pocas veces vista. Allí, jugó 32 partidos y convirtió 2 goles. Además participó en la Copa Sudamericana 2011. Olimpia de Paraguay, a fuerza de buenas actuaciones lo terminó contratando en julio del 2012. “Puedo jugar en varias posiciones y creo que puedo dar una mano en cualquier parte de la cancha. Soy diestro y jugando un poco más adelantado, me siento más cómodo”, afirmó en el conjunto Guaraní. 

 

Con Olimpia, jugó la final de la Copa Libertadores de América donde cayó derrotado ante el Atlético Mineiro (actualmente es el único de lanús que jugó esa instancia). Ahí Disputó 60 partidos oficiales, con un total de 10 goles. En el 2014 llegó a Lanús por pedido del actual entrenador Xeneize, Guillermo Barros Schelotto. Jugó 19 encuentros con sólo un gol convertido. De allí saltó a Peñarol. En el Carbonero, jugó el segundo semestre dónde no anotó goles en 18 partidos, y mas allá de eso el nivel del polifuncional jugador fue en aumento. Retornó a Lanús en el 2015 para jugar los primeros seis meses del año donde jugó poco y a mitad de año volvió a Paraguay a Olimpia, para un segundo ciclo. El gran nivel mostrado, hizo que nuevamente el granate se fije en el. Volvió en el 2016 a la institución del sur donde hasta el momento lleva casi 40 encuentros, con siete goles anotados. Almirón lo ubicó como extremo, haciendo del tridente delantero junto a Sand y Acosta, piezas fundamentales del engranaje que adquirió el conjunto finalista. Marcó un gol de penal, de los cuatro que Lanús le anotó a River. En el partido de ida ante Gremio, un desborde suyo finalizó en un remate de Martinez que casi abre el marcador. Ahora, esta noche será clave con su velocidad y precisión para intentar asistir a sus compañeros. 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload