Supercopa: análisis de los extranjeros

March 15, 2018

El partido presentó seis extranjeros entre los 22, mientras que en el complemento se sumó Camilo Mayada, terminando siete foráneos en el campo del Malvinas Argentinas. A continuación, vamos a realizar un análisis pormenorizado de aquellos jugadores no nacidos en el país.

 

FRANK FABRA: El lateral izquierdo nacido en Nechí alternó buenas y malas. Sufrió todo el partido al uruguayo Mora, quien no lo dejó proyectarse con la habitual costumbre. Varias veces estuvo impreciso con la pelota y arriesgó más de la cuenta. A favor, las veces que pudo pasar al ataque terminó dentro del área. En la jugada previa al segundo gol de River, Armani sacó una doble pelota: primero al colombiano y luego a Pablo Perez. 

 

NAHITAN NANDEZ: El uruguayo fue una sombra de lo que se vio en, al menos, este 2018. Disperso en la marca, nunca colaboró con la marca al colombiano Barrios. Jugó como 8 clásico, bien pegado a la linea y sólo se cerraba cuando proyectaba Jara por el andarivel derecho. Flojísimo encuentro del ex capitán de Peñarol.

 

WILMAR BARRIOS: El colombiano fue de lo destacado dentro del paupérrimo encuentro. Siempre bien ubicado, recuperó muchísimas pelotas pero en muchos casos tenía que volver a empezar con los centrales porque no se le ofrecía ningún compañero. La amarilla lo condicionó. Quizá podía haber hecho algo más en el segundo gol millonario.

 

EDWIN CARDONA: El único con decisión de cambiar la historia tomando como referencia el frente de ataque. El ex Monterrey intentó siempre jugar y nunca se achicó. Le faltó precisión, aunque generó peligro con filosos pases a su compatriota Fabra. Entró en el juego de fricción que le propuso River y cayó en la trampa. Hizo el penal por desconocimiento de marca y quedó expuesto en esa materia, al margen, junto a Barrios fueron lo mejor de un deslucido Boca.

 

MARCELO SARACCHI: El lateral ex Danubio volvió a cumplir frente al Xeneize. Como en el amistoso de verano, el zurdo anuló a Pavón y prácticamente cerró ese carril. Lo obligó a Barros Schelotto a cambiar de punta al extremo con posibilidades de mundial. Anuló a Jara las pocas veces que se proyectó. Gran encuentro.

 

RODRIGO MORA: El uruguayo es el símbolo de la perseverancia. A poco más de dos meses de su vuelta, tras ocho meses inactivo y con serias chances de no volver a jugar a causa de una necrosis en el fémur, el ex delantero de Defensor Sporting se "comió" a Fabra. No le permitió jugar y le generó constante peligro. Excelente partido.

 

CAMILO MAYADA: Ingresó por Gonzalo Montiel en el complemento. Fabra las pocas veces que pudo llegar al área riverplatense lo desbordó. Pasó intrascendente. Para Gallardo es importante por la polifuncionalidad que tiene.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload