Triunfo y clasificación

Un triunfo llama a otro, es una ley futbolisitica. Cuando estás de racha, tenes que aprovechar, dirán otros. River reune todo lo mencionado anteriormente y como comienzo se puede tomar el trunfo en la Supercopa Argentina ante Boca. Desde allí, el Millonario sólo acumuló buenos resultados y sembró un sinuoso camino en su eterno rival. Anoche, en un encuentro clave para las aspiraciones riverplatenses, venció a domicilio por la mínima a Independiente Santa Fe gracias a un nuevo gol de Pratto.

El planteo de Gallardo marcó la importancia del encuentro: cinco defensores, cuatro volantes y un delantero. Con la presencia de los uruguayos Saracchi y Mora, sumado al colombiano Quintero, River salió a ver qué proponía Independiente Santa Fe ya que se jugaba la clasificación. La apuesta salió bien y sin ser el equipo protagonista que "Napoleón" tiene acostumbrado, los de Nuñez llevaron adelante un complicado encuentro y lo cimentaron en otra gran actuación del arquero Armani. La defensa mantuvo la solidez de los últimos encuentros, el mediocampo mostró la sobriedad necesaria para cubir los espacios y pese a algún momento de zozobra la última media hora, siempre controló la situación. Adelante, la soledad de Pratto quedó tapada por el gol. Un gol que llegó -nuevamente- gracias a la asistencia del colombiano Quintero. El jugador de la selección (quien sueña con estar en Rusia entre los 23), condujo una contra y asistió de manera Riquelmeana a Lucas Pratto, quien definió al palo izquierdo del arquero para poner el 1-0.

River ganó y clasificó a los octavos de final. Ahora recibe a Flamengo con la tranquilidad de que sea cual sea el resultado, nada pondrá en riesgo la estadía entre los mejores 16 del continente.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload