Colón lo descubrió

August 3, 2018

 

Es historia viva. Es un triunfo que quedará en los libros como el primer argentino en ganarle al San Pablo en el Morumbí por torneos Conmebol. Los números asustan. Sobre 30 partidos del equipo brasileño recibiendo a argentinos, ésta es la primera derrota:  22 triunfos y ocho empates. Hasta esta noche.

Con un verdadero golazo de Matias Fritzler, el Sabalero dio el primer paso y ahora tendrá la ventaja para jugar la reválida en el Cementerio de los elefantes.

El triunfo, basado en el orden táctico, fue de manual. Orden y sincronización colectiva sumado a ratos de buen fútbol fueron como resultado la alegría de los santafecinos.

Con el uruguayo Burián nuevamente repitiendo una buena actuación (como con Morón), los dirigidos por Eduardo Dominguez hicieron recordar a los viejos equipos de su yerno, Carlos Bianchi. Es que tuvo un arquero protagonista, una defensa sólida, un mediocampo aguerrido y sacrificio de sus atacantes. Los volantes centrales (el paraguayo Estigarribia y el autor del gol) fueron determinantes para bancar un elenco tricolor que intentó e intentó pero no pudo. Incluso tuvo un remate al travesaño.

Los brasileños, dirigidos por el uruguayo Diego Aguirre (ex San Lorenzo), manejaron la pelota y las mejores chances pasaron por los pies de los ellos. Simplemente le faltó eficacia y suerte. Esa que hoy, acompañó a los argentinos. No solo a los más de 6000 sabaleros que alentaron con mucho entusiasmo durante los noventa minutos, sino a todos los santafecinos que tuvieron una enorme alegría por su rojinegro querido.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload