Barcelona goleó a Boca

August 15, 2018

Con la copa Joan Gamper de trofeo en juego, el clásico de todos los años para Barcelona con la excusa de presentar a sus refuerzos terminó en goleada del local sobre Boca. Con goles de Malcolm, Messi y Rafinha (tremendo tanto), el último súper campeón de España superó sin inconvenientes al bicampeón argentino.

Boca, que tuvo cinco extranjeros entre los once titulares, formó con: Andrada, Buffarini, Goltz, Izquierdoz y Olaza; Nandez, Barrios y Reynoso; Villa, Ábila y Cardona. En un primer tiempo muy parejo, donde los locales no tuvieron la profundidad que tiene acostumbrado, terminó en favor del elenco del astro argentino por dos a cero. 

Los goles llegaron por intermedio la zurda de Malcolm luego de una habilitación del 10 que el extremo izquierdo finalizó con un remate cruzado, y un gol de Messi tras una desinteligencia defensiva que culminó con una "picota" del mejor jugador del mundo.

Los visitantes tuvieron sus oportunidades pero no las capitalizaron. Algún cabezazo aislado pero principalmente un remate en el palo de Villa al cierre de la primera etapa fue lo mejor en ataque del Xeneize en todo el partido.

Con el correr del complemento, los cambios desvirtuaron la dinámica de los primeros 45 minutos, pero aún así, ni Boca pudo achicar el resultado ni Barcelona se despegó del marcador por mucha más diferencia. Solo un exquisito gol de Rafinha selló el Score permitiendo que los locales terminen con una sonrisa.

Buena presentación del uruguayo Olaza quien se mostró firme en la marca, anulando el sector izquierdo. Barrios, parejo como siempre, no tuvo tanta influencia en la marca ante un rival que con la movilidad que tiene, hace difícil seguirla. Estuvo rápido para alguna intercepción y siempre salió bien con pelota dominada. El oriental Nandez sufrió las transiciones blaugranas por ir demasiado arriba a presionar y en más de una ocasión terminó a destiempo. Flojo.

Arriba, Villa tuvo su oportunidad para convertir pero falló. Interesante trabajo en el retroceso, pero le faltó la verticalidad del típico extremo que quiere el entrenador de Boca. El otro wing fue Cardona, quien aportó desde la claridad para sus pases pero con el correr del primer tiempo se fue apagando.

¿Lo flojo? Las actuaciones de Buffarini y Goltz, responsables indirectos de los tres goles que llegaron por ese sector. Cabe aclarar que el segundo de Messi se produce por el medio de la defensa tras un rebote luego de un choque entre los dos defensores anteriormente mencionados.

Boca pegará la vuelta para llegar el próximo viernes y ya pensar en Estudiantes, rival del lunes a partir de las 15:30 en el estadio de Quilmes.

 

ALGUNAS POSTALES DEL PÚBLICO Y DEL ESTADIO, GRACIAS A NUESTRO ENVIADO ESPECIAL, ALEJANDRO GUSTAVO LUGO.

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload