Perdió los dos partidos pero avanzó de fase

August 16, 2018

El fútbol sudamericano tiene cosas inexplicables. Y no sólo la pasión es diferente al resto del mundo. Las decisiones que se toman, también. Es que  San Lorenzo consiguió algo insólito: perdió los dos partidos ante Temuco, pero se metió en octavos de final de la Sudamericana. ¿Cómo puede ser posible?, fácil. En el encuentro de ida, Deportes Temuco de Chile le ganó por 2 a 1. Pero la mala inclusión de Jonathan Requena (ex Defensa y Justicia) en el equipo trasandino hizo que la derrota 1-2 en el Nuevo Gasómetro se convirtiera en un 3-0 a favor del Ciclón.

En un contexto de incertidumbre que recién en las primeras horas de ayer tuvo fallo firme, la revancha también quedó en manos del equipo presidido por el "Matador" Salas. Con gol de Miguel Ponce, Temuco le volvió a ganar a San Lorenzo pero inexplicablemente quedó eliminado.

Ya sin el chileno Diaz, vendido a Arabia, los conducidos por Biaggio mostraron mas de lo mismo. Carencia de juego asociado, pocas llegadas y otra vez dependencia de su arquero, Nicolás Navarro. 

La bronca de los locales por la protesta en Conmebol de San Lorenzo se trasladó a las tribunas. Los hinchas de Temuco le empezaron a tirar proyectiles desde la tribuna al arquero visitante. Mezcla de bronca por el fallo pero también por la gran actuación del ex Gimnasia La Plata. Uno de ellos, aparentemente una moneda, impactó sobre la espalda del 22 y lo dejó en el suelo por un corto tiempo. Una vez terminados los noventa minutos, plateístas locales agredieron al preparador Gonzalo Borean. El integrante del cuerpo técnico de Biaggio se retiró con un corte en el pómulo derecho para dejar en evidencia otro mamarracho más del fútbol sudamericano. 

Ahora, el Ciclón jugará ante Nacional de Uruguay para dirimir el siguiente equipo que avance a los cuartos de final.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload