Llave abierta

August 22, 2018

 

La impotencia de no haber marcado puede ser grande, pero el hecho de que en la vuelta el mismo marcador que la ida lo lleve a penales, y que cualquier empate con gol o triunfo en Brasil lo deposite en cuartos de final, marca que dentro de las posibilidades no es un mal resultado. Lógicamente que la bronca por no haber marcado va a durar hasta la revancha.

Santos tuvo un partido muy correcto e incluso jugó un partido bien claro de Copa Libertadores. Fortaleza defensiva, lucha en el medio y delanteros con sacrificio para no dejar espacios. De esta manera, le redujo los espacios y por ende, las asociaciones de juego a un Independiente que tuvo en las pelotas paradas, lo mas claro. Así, a Independiente, le costó organizar juego y entablar sucesiones de pases. Para resumir, hubo 34 foules, once amarillas, y una expulsión (Dodó) por doble amonestación.

Tan dificultoso fue para el Rey de Copas generar acciones de peligro, que Burdisso, con dos cabezazos y un remate desde afuera del área fue el que más preocupó a Vanderlei. Por el lado de Campaña, poca actividad. Buena actuación de Silva, que aportó marca pero perdió en proyección. Bien el chileno Francisco Silva, combativo y de pierna fuerte en un encuentro trabado.

 

En la visita, un uruguayo conocido en el fútbol argentino. Multicampeón con River, Carlos Sanchez llegó hace algunas semanas al Peixe. Tuvo una buena actuación, aportando pegada y despliegue. El próximo martes será la revancha. Como local, Santos no perdió y logró siete de nueve puntos posibles en la fase de grupos. Independiente como visitante, perdió, ganó y empató. Lo significativo es que el triunfo lo consiguió en Brasil ante Corinthians.

Por Superliga, jugará el próximo viernes desde las 21, cuando reciba a Defensa y Justicia por la tercera fecha.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload