Punta alta

August 27, 2018

Tres jugados. Tres ganados. Si contamos el encuentro de Copa Argentina, la racha se estira a cuatro. En todos los encuentros no le convirtieron goles. El nuevo ciclo de Bauza en Central es 100%. Los rosarinos no lucen pero no sufren. Ayer por la tarde le ganó en condición de local a San Martín de Tucumán con goles del uruguayo Washington Camacho y de Zampedri, quien convirtió su segundo grito consecutivo, y se afirma en soledad en la punta del certamen.

Tras un mal despeje de Cahais, llegó la apertura del marcador. En el empeine izquierdo de Camacho, un violento remate se incrustó en el palo zurdo de Ignacio Arce que poco pudo hacer. El uruguayo aprovechó y con ese gran latigazo desde afuera del área, le llevó tranquilidad al elenco del "patón" que no la estaba pasando bien.

Ya con la ventaja, el canalla jugó algo más confiado y con el correr de los minutos justificó esa mínima diferencia. Hasta el chileno Parot, tuvo una oportunidad. Pero la endeble definición con pierna derecha terminó en las manos del buen arquero visitante.

Con orden, Bauza pudo neutralizar los pocos arrimes de los visitantes gracias a una buena coordinación entre volantes y defensores. El entrenador de los rosarinos armó una dupla central muy compacta entre el colombiano Cabezas y Matías Caruzzo; tanto es así que en partidos oficiales todavía no recibieron goles. El doble cinco mixto le da equilibrio entre juego y marca, permitiendo la proyección de los volantes externos que asisten a los dos 9. ¿Quién dijo que dos centrodelanteros no pueden jugar juntos? Ruben y Zampedri lo hacen. Tal es así que el ex atacante de Atlético Tucumán anotó el segundo y definitivo gol del encuentro. Pared entre el uruguayo Camacho y el chileno Parot. Centro atrás del lateral y gol del ex atacante del Decano.

Valla invicta, punta e ilusión.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload