Un cero a cero que refleja el presente

August 27, 2018

En un campo de juego todavía poco jugable por las condiciones, Huracán y Boca igualaron sin goles en uno de los peores partidos del torneo, donde faltó el juego y sobró la lucha. Tal es así que el mejor jugador del encuentro, fue el lateral derecho del globo: Cristian Chimino.

Los dos carecieron de juego asociado. No tuvieron ideas claras y lo mejor estuvo en el colombiano Roa, quien debutó con la casaca del globo, y por el lado de la visita, lo poco trascendente estuvo en el juvenil Almendra. Un partido donde encontrar cuatro pases seguidos fue complicado, y que recién sobre el cierre del encuentro el Xeneize pudo hilvanar una sucesión de toques.

La mas clara de la primera etapa, fue un remate a los 41 minutos de Almendra que Marcos Díaz controló con la mirada. Nada. 

El complemento, algo mejor, encontró a un Boca con unos buenos primeros 15 minutos pero que no pudo transcribirlo a goles. Con el correr de los minutos, Huracán comenzó a animarse y emparejó las acciones. Con el colombiano Roa como enlace, intentó e intentó pero el peso ofensivo no fue tanto como para anotar. La más clara, estuvo en la pelada de Mancinelli, quien en un córner desde el sector derecho del ataque, anticipó a Fernando Gago y remató cruzado para la vista de Andrada.

Boca mejoró con el ingreso del colombiano Cardona, quien entregó la claridad que el ataque Xeneize necesitaba. Villa no recibió nunca una pelota con comodidad y siempre perdió con Carlos Araujo, que ofició de lateral izquierdo pese a jugar por el sector opuesto. El delantero surgido del Deportes Tolima no desequilibró, en cambio el ex jugador del Monterrey sí pesó con sus pases filtrados, el juego asociado con el uruguayo Olaza y las pocas pero buenas conexiones con Gago. Ineludiblemente, el entrenador de Boca se da el lujo de dejarlo como alternativa. Zárate no gravitó y perdió prácticamente todas las divididas con el paraguayo Saúl Salcedo y Federico Mancinelli. Ni Ábila pudo profundizar el ataque del último bicampeón. Barros Schelotto se quedó con un cambio en la mano, donde quizá Benedetto podría haber sido una buena variante.

El empate no le sienta bien a ninguno de los dos porque el triunfo de Central los aleja de la cima: Huracán quedó a siete puntos (sobre 9 jugados) mientras que Boca quedó a cinco unidades. Ahora, el Xeneize tendrá el jueves la revancha ante Libertad de Paraguay por los octavos de final de la Copa Libertadores.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload