VARa alta

September 19, 2018

En el estadio José Fierro, anoche se vivió otra jornada histórica de Copa. Atlético recibió al último campeón con la premisa de al menos no perder, los conducidos por Zielinski saltaron al campo de juego motivados por un impresionante marco de público que no cesó de alentar en los noventa minutos.

El Decano no logró aprovechar los 15 minutos iniciales, donde tuvo tres situaciones claras a través de Díaz, Acosta y Núñez. Luego de ese arranque furioso, el partido se equilibró. Gremio emparejó y en la primera clara, aprovechó un desequilibrio defensivo para poner el 1-0 mediante Alisson. El uruguayo Mathías Abero (ver aparte) no cerró el segundo palo y el volante derecho del elenco visitante marcó la apertura del marcador. Tras ese gol, se vio lo peor del local, desesperado y nervioso. Tanto es así que esa temperatura alta en los jugadores del Decano que en una acción intrascendente en la mitad de cancha de Gervasio Nuñez terminó en un problema para Atlético.

La falta táctica para prevenir una contra peligrosa, trajo consigo una agresión que necesitó de la tecnología. Un pisotón del ex jugador de Sarmiento de Junín al autor del gol, derivó en el uso de la aplicación del VAR. 

Pese a que el colombiano Wilmar Roldan había amonestado al 10, por intercomunicador le sugirieron que revea la decisión. Es así que el experimentado referí acudió a la cabina de tv, y tras solo ver una vez la jugada, cambió su fallo y terminó expulsando al jugador Decano. Buena aparición de esta herramienta arbitral.

Cuando Atlético se disponía a igualar el marcador, jugando de igual a igual a pesar de tener uno menos, los de Porto Alegre sacaron chapa y con un perfecto ataque, Everton marcó el 2-0 que sería el definitivo. Con más amor propio que buen juego, los locales buscaron descontar para tener el resultado más a mano. Esto no pasó, y todo quedará en manos de que Atlético redoble los esfuerzos y buscar el martes 2 (21.45) revertir el resultado para clasificar a las semifinales.

Flojo partido de Abero

 

El jugador nacido en Montevideo, Uruguay, el 9 de abril de 1990 llegó este mercado de pases para reforzar al plantel Decano. Hasta el de anoche, venía llevando buenas actuaciones e incluso había marcado un gol (ante Colón). Anoche, sufrió con Alisson, las subidas de Leonardo Gomes y los ataques de Ramiro. En el gol, no fue a buscar la segunda pelota y justamente el volante derecho Alisson fue el que anotó la apertura del marcador.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload