Ganó y ya piensa en lo que viene

September 20, 2018

En el marco del encuentro de ida por los cuartos de final de la Copa Libertadores, el estadio Alberto J. Armando se vistió de gala para el partido entre el local y Cruzeiro de Brasil. Con goles de Zárate y Pablo Pérez, el Xeneize superó al elenco conducido por Menezes y viaja con cierta ventaja.

Ante una Bombonera colmada, donde sólo se podía observar un pulmón entre la parcialidad visitante y la tercer bandeja local, Boca jugó mal pero terminó llevándose el triunfo por el peso de sus individualidades.

Con un primer tiempo plagado de imprecisiones, donde de arranque la visita se animó a inquietar a Boca, las virtudes individuales del último Bicampeón argentino fueron lo único que llevaron a que se pudiera abrir el marcador. 

Boca encontró en el gol del ex Vélez, el juego asociado que no tuvo en todo el partido. Se conectaron Zárate con Pablo Perez y con una asistencia quirúrgica del capitán, Mauro definió con categoría ante la salida de Fábio. El atacante "pinchó" la pelota con el borde externo del pie derecho luego de un pase filtrado del volante ex Newell´s.

El local no supo explotar las virtudes de los atacantes. Pavón fue el que más pelotas perdió, Benedetto nunca entró en juego producto de la falta de asociaciones y el uruguayo Nández (oficiando de extremo derecho) tampoco tuvo un buen partido.

Los puntos altos estuvieron en los dos centrales, con otra buena labor tanto de Izquierdoz como de Magallán. Si bien la visita no atacó con asiduidad las veces que se los necesitó, respondieron con solvencia. El restante destacado, siendo figura excluyente del encuentro, fue el colombiano Barrios. El volante central participó activamente en cada corte de juego de Cruzeiro, le dio equilibrio al equipo y (pese a por momentos estar impreciso) se transformó en el termómetro del Xeneize. A los tres minutos del complemento, y frente a un inestable comienzo de Boca donde permitió que la visita muestre momentos interesantes, Barrios sacó en la línea (literal) una pelota con destino de gol. Andrada y los defensores estaban vencidos y todo terminaba con gol de los brasileños, pero ahi apareció el ex Tolima para salvaguardar el resultado en un momento complicado, donde Cruzeiro se animó a más.

Como en Tucumán, el VAR fue protagonista aunque esta vez de manera polémica. En un centro cruzado desde el sector izquierdo del ataque visitante, el ex arquero de Lanús salió a cortar y de frente llegaba Dedé para impactar el balón. Como el 1 Xeneize llegó antes, el central visitante impactó de lleno su frente ante la mandibula del uno. Ese impacto finalizó (tras estudios medicos correspondientes en la madrugada) con la fractura del maxilar inferior.

Con 10, Cruzeiro resguardó aún más el resultado, pero el un ataque sin mucha convicción, pero con un rechazo desafortunado de la defensa del celeste, Pablo Perez tomó el rebote e impactó con el borde interno de su pie derecho para dejar la pelota en la red y desate el desahogo de todo el público. Boca viaja a Brasil (el 4 de octubre será la revancha) con cierta tranquilidad, pero sabiendo que no es menos que este rival de turno.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload