Manos mágicas

September 20, 2018

Era el cruce más atractivo de todos. El que menos predecible es el resultado porque ambos son candidatos. Pese a un arranque irregular de ambos en la Superliga, este certamen es distinto y los mano a mano que proponen los entrenadores a nivel internacional lo hacen por demás interesantes para el espectador.

Con un River decidido a salir a buscarlo, los primeros 10 minutos fueron todos para el Millonario.

Con la buena pegada del colombiano Juanfer Quintero, la jerarquía de Pratto y las proyecciones de los laterales, Independiente se vio superado de manera continua. Recién al primer cuarto de hora, tras un remate que buscaba ángulo, el local se presentó ante Armani. Maximiliano Meza sorprendió pero por centímetros no abrió el marcador.

Hasta ese momento, Martín Campaña había respondió con seguridad ante cada exigencia. El remate del ex Gimnasia, fue el empujón que el combinado de Ariel Holan necesitaba para ganar confianza. Así las cosas, pasaron los primeros 45 minutos sin emociones.

En la reanudación, el Rojo jugó mejor y demostró argumentos para quedarse con el triunfo. Pero la actuación de Armani (también Campaña) fue fundamental para que no haya gritos de gol. 

La última del partido, tuvo al colombiano Borré con la posibilidad de desnivelar las acciones. El ex Atlético Madrid recibió un centro pasado al segundo palo y, extrañamente, le erró al arco desde la propia área defendida por Campaña y la pelota se fue besando el parante derecho. Increíble, era gol por donde se lo mire.

El 0 a 0 solo se puede explicar por las actuaciones de los arqueros. Ambos fueron las figuras de la noche con sus espectaculares intervenciones. La serie quedó abierta y el boleto a la semifinal se definirá el 2 de octubre en el Monumental. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload