A lo Boca

October 5, 2018

Con alma y vida, como lo ordenan estos partidos, Boca defendió la ventaja obtenida en el encuentro de ida en la Bombonera y, tras igualar en uno con Cruzeiro, se metió en semifinal del certamen continental más importante. Con goles de Sassá y Pavón, el Estadio MINEIRÃO fue testigo de un buen partido del Xeneize que, pese a no haber ganado, avanzó y definirá versus Palmeiras uno de los finalistas.

El encuentro comenzó con el equipo local a pura presión. Ya a los 12 segundos, llegó el primer remate. Una salida desde el saque inicial contó con la primera intervención de Rossi. Cruzeiro salió con todo en búsqueda de achicar el marcador que lo tenía 0-2 de entrada.

 

Con el ingreso de Villa, sumado a Pavón, los dos extremos colaboraron y boca mutaba de un 4-3-3 a un 4-1-4-1 teniendo al colombiano Barrios como eje en el mediocampo, el uruguayo Nandez y Pablo Perez se pararon unos metros más adelante y los rapiditos por las bandas, dejando a Zárate como única referencia de ataque.

Cruzeiro, con el uruguayo Giorgian de Arrascaeta como principal creador de juego, Thiago Neves-Robinho-Lucas Silva fueron los encargados de asistir a Barco. Pero Boca se plantó bien defensivamente y eso cerró los caminos de juego asociado. Por eso, la única manera de aproximarse a Rossi era desde la media distancia.

El elenco de Barros Schelotto se aproximó al arco de Fábio con un remate de media distancia de Pablo Perez. Los desbordes del colombiano Villa fueron profundos pero al carecer de un nueve, nunca se pudo aprovechar la velocidad del ex Tolima. La única cerca fue un centro de sobrepique que Zárate no alcanzó a conectar por el segundo palo. Boca pudo aguantar todo el primer tiempo, pero la última de los primeros 45 minutos era para el local. Un innecesario foul de Pablo Perez desde el sector derecho del ataque local a la altura del área, hizo que la última pelota fuera de peligro. El centro cayó en el corazón del área, Rossi salió mal y Barco se hizo del rebote. El ex delantero de Huracán y Racing remató con el empeine derecho y marcó el tanto. El árbitro Cunha anuló la jugada porque en la fallida salida del arquero, Dedé (nuevamente) fue de forma imprudente con la plancha y el colegiado uruguayo decidió cobrar falta en ataque. Con esa polémica, acabaron los primeros 45 minutos.

En el complemento, urgido aún más por lograr el descuento, los locales presionaron más arriba. Con un Barrios algo tocado en su posterior derecho, las recuperaciones pasaban por el uruguayo Nandez. El ex Peñarol fue la figura excluyente y metió en todos los sectores. En uno de los tantos córners para el local, y con el ingreso de Sassá en esa pelota parada, a los `13 llegó el gol de Cruzeiro. En una desatención de Zárate, que largó al recientemente ingresado y a Pablo Perez que se metió en la línea de gol habilitando a todos, el moreno tomó un rebote y la metió en el palo izquierdo del ex arquero de Chacarita.

Con el resultado a su favor, Cruzeiro tuvo unos quince minutos siguientes al gol donde estuvo a punto de lastimar, pero dejó pasar su cuarto de hora y Boca se asentó nuevamente. El ingreso de Gago por Pablo Perez le dio el juego que estaba necesitando. Wanchope Ábila entró por Zárate y de esa manera la pelota no volvía tan rápido como el rato que estuvo el ex Velez. Así, tras un pelotazo del capitán, una asistencia de pecho del atacante ex Huracán y un muy buen remate de Pavón, Boca igualó el resultado en el tiempo adicionado. No hubo tiempo para más. Boca festejó el pase nuevo a semifinal tras la última que fue en 2016 donde quedó eliminado con Independiente del Valle. Ahora se viene Palmeiras, rival conocido con el que se enfrentó en la fase de grupos y al que no le pudo ganar. Fue derrota en La Bombonera e igualdad en Brasil.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload