A todo o nada

October 30, 2018

No hay más tiempo para especulaciones. En Porto Alegre, River se juega el pase a la final de la Copa Libertadores ante el último campeón. En la ida, Gremio triunfó con una pelota parada y se trajo de Buenos Aires la tranquilidad de haberle ganado al candidato. Con un planteo que priorizó el orden defensivo sobre el ataque, los dirigidos por Renato Portaluppi sacaron una mínima diferencia que obliga al Millonario a ganar.

Sin Kanemman, quien llegó al límite de amarillas y será reemplazado por Gomes, el entrenador respeta el sistema utilizado en Nuñez donde le pobló el mediocampo. Con una línea de cinco, intentando explotar la velocidad de Alisson y Cícero, Jael será la referencia de área.

Gallardo mete mano y rearma la mitad de cancha. Sale el colombiano Quintero y en su lugar entra Ignacio Fernandez. De esta manera, le otorga equilibrio y auxilio a Ponzio para los embates que pueda tener el local. La defensa será la misma y en la delantera, la única fija es Borré. El nacido en Barranquilla se ganó el protagonismo a fuerza de buenas actuaciones y es uno de los pocos con el lugar asegurado. El acompañante saldrá de Pratto o Scocco.

Cualquier triunfo local o empate, mete a Gremio nuevamente en la final del certamen. Un triunfo de River por uno a cero, deriva todo a los penales. Cualquier otra victoria del elenco de Nuñez, lo depositará en la definición.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload