Boca y River cumplieron el calendario de Superliga y ya se meten de lleno en la final

November 4, 2018

Con la final de la Copa Libertadores como único -y lógico- objetivo, Boca y River cumplieron con el calendario de la undécima jornada de la Superliga. Con resultados dispares, ambos equipos presentaron formaciones totalmente alternativas para tener a disposición sin inconvenientes a todos los protagonistas. El Xeneize, que jugó en condición de local, goleó a Tigre por 4 a 1 con goles de Tevez -duplicado-, el colombiano Cardona y Buffarini fueron los que convirtieron mientras que para el matador, Gonzalez había abierto el marcador a los ´10.

El millonario, que alternó algunos titulares, cayó como visitante ante Estudiantes con gol de la ´´Gata´´ Fernandez completando otro ítem en la conocida ley del ex.

Barros Schelotto si hubiera tenido la posibilidad de postergarlo, lo hubiera hecho. Así las cosas, el entrenador de Boca tomó el encuentro de anoche como una prueba de carácter para los que jugaron. Tal como sucedió ante Gimnasia, donde el flojo nivel colectivo privó e individual privó entre otros, a Cardona de viajar a Brasil para la revancha ante Palmeiras. Es por eso que el partido de anoche tenía suma importancia.

Con momentos de buen fútbol y varios puntos altos, el bi campeón de Argentina ganó con autoridad pese a comenzar abajo en el resultado. Con la suma certeza que salvo Rossi, el resto de los diez jugadores de campo serán los mismos que igualaron ante Palmeiras, el rodaje de los que jugaron anoche servirá al entrenador para encontrar la fórmula para armar el banco de suplentes. Tévez, Benedetto, Goltz y Buffarini parecen fijas. Esos sumados al boliviano Lampe, dejan dos lugares para dirimir entre Gago, Zárate, el colombiano Cardona, Almendra -de gran partido anoche- y Cristian Espinoza. Boca ganó sin dudas, mostrando pinceladas del 10, buenas asistencias del capitán, interesantes acciones de Carlos Tévez y con una solidez defensiva que parece haber sido lo principal.

River visitó el estadio de Quilmes con seis mil hinchas. Con la aprobación de los visitantes, los millonarios llenaron su espacio y alentaron los noventa minutos a un plantel que vivirá algo histórico. Con la presencia del uruguayo Mayada, el paraguayo Moreira y el colombiano Quintero que ingresó desde el banco de los suplentes, Gallardo paró un once que, repetiría una minoría de nombres en la Bombonera. Gonzalo Martinez, Pratto, Ignacio Fernandez y Pinola serán fija. El resto esperará una oportunidad.

El encuentro no mostró nada. Ni del elenco platense, ni de los conducidos por Napoleón. La diferencia estuvo en la pelota parada que derivó en el gol. Ninguno de los dos hizo suficiente como para llevarse los tres puntos, el destino quiso que la victoria sea local pero nada más. Uno porque carece de juego, el otro porque tiene la cabeza ya puesta en la final del próximo sábado.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload