Para mi siempre fue un sueño venir a la Argentina a jugar al fútbol

December 5, 2018

Muchos jugadores de América tienen como una de sus metas a cumplir, pasar por el fútbol argentino. No importa la nacionalidad. El objetivo es ese: jugar en Argentina. Algunos tienen la posibilidad de llegar con un club que lo espera, otros con representante que gestionan y facilitan las cosas, mientras que hay otra porción que llega al país sin saber qué les deparará el destino. Esta última elección le cabe perfectamente al defensor colombiano John Trujillo.

Llegó hace dos años sin saber dónde jugar, como quien dice con una mano adelante y otra atrás, justamente, detrás de su meta: jugar en el fútbol que es tan reconocido a nivel continental con sus cosas buenas y malas. ´´Mi primer club fue  Barracas central.  Llegue sin club a probar suerte. La verdad si gracias, a Dios Barracas me abrió las puertas y me dio una mano muy grande ´´, comienza relatando. Llegar a otro país con cultura y costumbres muchas veces distinta al resto es, cuanto menos, difícil. En relación a su llegada señaló que fue ´´muy buena, porque para mí siempre fue un sueño venir a Argentina a jugar al fútbol.´´ Señala que existen grandes diferencias entre Colombia y el ahora país que lo cobija donde cuenta que ´´Se vive con una pasión importante, la gente en las tribunas lo viven con esa pasión que corre por la sangre.Y dentro de la cancha es muy intenso, muy físico y además hay buen pie´´.

 

El desarraigo es un factor que muchas veces influye a la hora de pensar y tomar una decisión, pero Trujillo no tuvo en cuenta la distancia: ´´Llegue solo. Toda mi familia está en Colombia´´. Desde mitad de año está en Deportivo Merlo, donde llegó en el invierno. Comparte plantel con varios futbolistas de peso debido a extensas trayectorias en primera división, pero hay uno puntual que se lleva todos los flashes: Cristian Fabbiani. El Ogro, de pasos por Ecuador, Chile, Rumania, Panamá y Bolivia, retornó este semestre luego de estar en Centroamérica jugando para CD Universitario. Respecto de tener en el plantel a un jugador de experiencia, cuenta que ´´gracias a Dios tengo al ogro de compañero. Un gran referente, es un crack dentro y fuera de la cancha. Me habla en todo momento, me da consejos porque entiende que no es fácil estar solo fuera mi país sin la familia´´.

Por último, al momento de hablar de sus objetivos a largo plazo, cuenta que tiene uno y está muy convencido de poder lograrlo: ´´mi sueño más corto es poder jugar la Súperliga. Me tengo mucha fe porque creo que tengo las condiciones.´´ Como cierre, deja un mensaje a la familia, esa que apoya a la distancia y es el sostén que ayuda a paliar los miles de kilómetros que los separa: ´´agradecerle  a todo por qué siempre están hay con unas palabras de aliento que para mí es muy importante y en especial mi madre que siempre está a pesar de la distancia, LOS QUIERO MUCHO AUNQUE NUNCA SE LO DIGA.´´

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload