Si no se sufre, no vale

April 1, 2019

Ese parece ser el lema del Racing Club de Avellaneda. Para sentirse feliz, para tener una alegría, primero hay que sufrir hasta el último momento. Desde que el campeón agarró la punta y no la soltó más, pasó por altos y bajos, pero en un torneo en el cual el propio rival de Racing era Racing, ahí fue donde apareció Defensa y Justicia, que con grandes resultados logró estirar el torneo hasta la penúltima fecha.
A pesar de eso, el líder desde la cuarta fecha, siguió tomando el protagonismo del campeonato y nunca perdió la punta, se hizo fuerte desde el carácter y superó todo tipo de adversidades en esta segunda parte del campeonato. Por todo eso, es que La Academia es un justo campeón, porque en el momento donde podía flaquear, no lo hizo, ya que en los últimos partidos si bien no desplegó su mejor juego, fue donde se aferró al resultado en base a la jerarquía de sus jugadores.
Una de las claves del campeón fue justamente la unión del equipo y el valor que le dio Eduardo Coudet a cada uno de sus jugadores, donde todos fueron parte haciendo su labor dentro de la cancha como en el vestuario y jugando un rol importante en el ánimo del plantel.
Después de tantas fechas, llegó el día para Racing y los jugadores sabían que era la oportunidad de liquidar el campeonato en Victoria. Fue un partido en que Racing se lo tomó de entrada con mucha tranquilidad en el primer tiempo. El segundo tiempo entró nervioso y la ansiedad empezó a jugar en el verde césped para los dirigidos por Eduardo Coudet, que en el mejor momento de Tigre, Augusto Solari encontró el gol, el gol más importante, para poner el 1 a 0 y quitar un poco de ansiedad a La Academia. 

Ya sobre el final, Tigre necesitado fue en busca del empate que le dé un poco respiro en la tabla de abajo. Racing se enteró que Defensa estaba perdiendo frente a Unión de Santa Fe y ahí fue cuando los jugadores desde el banco empezaron a festejar, ahí apareció toda la experiencia de Lisandro López, estandarte del Racing Campeón, que pidió calma y espera a sus compañeros, que no había terminado el partido. Lisandro tenía razón, aún faltaba, cuando parecía que La Academia tenía todo servido, ahí aparecieron las emociones. Racing ya estaba fuera de partido y era más nervios y ansiedad que otra cosa, algunos futbolistas ya estaban emocionados, ahí fue cuando Tigre tras un tiro libre logró empatar el partido, ya sobre el final y con el entusiasmo fue a buscar algo más. Al minuto del empate del conjunto local, llegó el gol de Defensa y Justicia en Varela.
No podía ser de otra manera para La Academia, cuando todo indicaba que todos los resultados jugaban a su favor, se encontró con el empate de Tigre y con el gol en el último minuto de Defensa y Justicia. A pesar de eso, Racing logró tomar calma y no apareció ningún fantasma que peligrará el campeonato. Después de sufrir emociones inesperadas de último momento, Racing finalmente logró terminar con todo y se emocionó más que nunca, para gritar Racing Campeón. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload