Categórica (y justa) derrota de Boca en Brasil

April 3, 2019

Fue la primera prueba seria de carácter y falló. Con un 0-3 en la valija, Boca se vuelve de Brasil mostrando su cara mas preocupante del ciclo Alfaro. Es que el Xeneize falló en todas sus líneas y, Atlético Paranaense con un juego directo, le ganó (y lo goleó) con autoridad para dejar al descubierto todas las fragilidades del conjunto argentino.

Boca jugó con un 4-4-2 mentiroso, porque en sí, terminó siendo un 4-2-4 dado que el colombiano Villa y Reynoso no sienten la marca y ayer fue clave ese punto. El doble cinco quedó establecido con Marcone-Nandez pero la velocidad de los mediocampistas locales dejaron expuesta la falta de contención.

Los extremos Rony y Nikão fueron demasiado para un equipo desequilibrado, que tuvo una noche para el olvido en el retroceso y que pecó de no haber convertido las pocas que tuvo. Lo mejor del equipo argentino fueron los primeros 25 minutos. Transcurrido ese tiempo de paridad (y buenos momentos de la visita), el local comenzó a ser superior y por eso, a los `35 llegó la apertura del marcador. Una mala salida del Xeneize, seguido de la floja cobertura en defensa terminó en un centro al ras del piso que desvió Lucho Gonzalez, para que el otro argentino Marco Ruben, cambie por gol.

Boca pudo emparejar las acciones pero eso no ocurrió, y pese a unos buenos primeros minutos en el complemento, el local amplió el marcador nuevamente en los pies del ex Rosario Central ante un robo de pelota a Carlos Tevez en la mitad de cancha que culminó con el nueve empujando el balón casi debajo del arco ante una floja reacción de Izquierdoz.

El tercero llegó, luego de un ya amplio dominio de los brasileños, tras un tiro de esquina, y luego de que la pelota pegue en el travesaño, Ruben definió ante un Andrada que nada tenía para hacer.

Los tres goles del local tienen un denominador común. En todos los casos, Boca nunca se preocupó en atacar la segunda jugada, algo que el experimentado delantero argentino hizo y por eso facturó por triplicado. Ese descuido defensivo, la poca cobertura de los volantes y la intrascendencia en ofensiva de los atacantes fueron determinantes para que -de manera justificada- el local se quede con los tres puntos.

Ahora el Xeneize recibirá el próximo miercoles a Jorge Wilstermann, mientras que el martes 9, Paranaense será local de Tolima.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload