Boca pasó a la siguiente fase de Copa Argentina gracias a sus individualidades

April 21, 2019

La diferencia de categoría no se vio enmarcada en el juego. El mundialista de Mar del Plata se vistió de gala y las espectativas fueron cumplidas con creces ante un gran marco de público de ambas parcialidades siendo conscientes de la brecha entre el equipo más popular de Argentina y un elenco cordobés de grandes campañas décadas atrás.

Boca contó con un mix entre titulares y suplentes, donde Marcos Díaz fue el arquero, el colombiano Fabra fue nuevamente titular, y dos juveniles de la cantera volvieron a meterse entre los once. Arriba, Zárate (el mejor jugador del momento) junto a Wanchope Ávila fueron los atacantes y responsables de los dos goles con los que Boca le ganó a Estudiantes de Río Cuarto con los tantos del ex Vélez y el delantero que pasó por Huracán.

Boca paso los primeros 15 minutos a la defensiva. El equipo celeste lo llevó a eso y salió a intentar golpear de arranque a un equipo Xeneize que no sabe a qué juega. El tándem Marcone-Almendra no género demasiado y fue el juvenil el que mejor se desempeñó. Pavón jugó de 8 nuevamente y decidió prácticamente todas las chances mal, una costumbre en el último año y medio.

Un gol de Ábila tras una genialidad de Zárate sobre el sector izquierdo del ataque, sumado a la complicidad de uno de los defensores del conjunto cordobés dejaron a Wanchope a un metro del arco para que defina con fuerza (sin oposición) en el arco que daba a la tribuna del Xeneize.

Sin mucho juego, y en lo poco que se vio el equipo cordobés fue superior, cuando se moría el primer tiempo, Zárate frotó la lámpara y de un tiro de esquina intrascendente, y una pared con Obando, el 19 encaró desde el sector derecho hacia el medio por la línea del área grande y remató rasante al palo izquierdo del arquero con su pierna zurda. Golazo y fin de los primeros 45.

El complemento, con la premisa de achicar el marcador, los celestes adelantaron líneas y pese a incomodar al Xeneize por no poder armar sociedades, no pudo descontar y con el correr de los minutos sumado a dos expulsiones sufridas, hizo que el reloj corra y Boca Juniors se dedique a que pasen los minutos. Otra floja actuación del conjunto que dirige Alfaro, donde salvo excepciones, hasta el momento no encontró un juego fluido y de no ser por sus individuales, su presente quizá no fuera tan efectivo.

Aceptable partido del colombiano Fabra pero sigue estando lejos de su nivel. Entendible luego de haber vuelto de una dura lesión como es la rotura de ligamentos cruzados. El paraguayo Junior Alonso alternó buenas y malas, mostrándose efectivo en el anticipo y generando una salida limpia. Sufrió con la marca en la pelota parada donde no anticipó y lento en algunos cruces.

El colombiano Villa entró sobre el final y no cambió la ecuación. Será seguramente titular el miércoles ante Tolima.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload