Semifinales de Copa: una serie abierta y otra casi sentenciada

May 20, 2019

Las semifinales de ida de la Copa de la Superliga arrojaron una antítesis de resultados y rendimientos entre una y otra llave. Por un lado, un Tigre que el pasado sábado arrolló al conjunto de Atlético Tucumán por 5 a 0 con los goles de Menossi, Cavallaro en dos oportunidades, Morales y Colazo, dejando minimizado a un rival que se había cargado en cuartos de final a River. Los dirigidos por Zielinski presentaron a los uruguayos Andrés Lamas y Mathías Abero, quienes tuvieron una noche para el olvido ante un rival que hizo todo bien jugando un fútbol de alto vuelo. Sociedades, precisión, individualidades, y un juego de lo mejor visto en los últimos años en Argentina, los conducidos por Gorosito prácticamente pusieron pie y medio en la final.

La otra llave, totalmente incierta a nivel resultado y juego, Argentinos Juniors igualó sin tantos ante Boca. Con la presencia de los orientales Jonathan Sandoval junto a Leandro Paiva, y el posterior ingreso del paraguayo Raúl Bobadilla, el equipo de La Paternal sacó un resultado positivo teniendo en cuenta que si gana, o iguala con tantos, será finalista. Diego Dabove complicó al campeón de la Supercopa Argentina con un juego directo que, de no ser por los centrales López y el guaraní Junior Alonso, quizá hubiera sido otro el resultado. Boca fue la garra del uruguayo Nahitan Nández y el juego de Tévez. Pavón y Benedetto se encargaron de desperdiciar las pocas claras, mientras que el resto acompañó sin desentonar pero tampoco sin inclinar la balanza. Se ve un Boca agotado, con lo último de combustible. Argentinos es frescura, juventud, atrevimiento. Pero eso también se ve en la falta de experiencia para llevar adelante varias situaciones de juego. Llave abierta que se definirá el próximo domingo en La Bombonera.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload