´´Llegué a Cerro Porteño en un momento de mi carrera donde me encuentra muy maduro´´

August 21, 2019

El sueño de ser profesional y la concreción del mismo está rodeado de múltiples factores que hacen –o no – al poder cumplirlo. No solo la condición futbolística prevalece en un medio por demás competitivo, donde la constancia es uno de los cimientos fundamentales que los jugadores deben adquirir. Fiel ejemplo de esto es la carrera de Joaquín Larrivey. Nacido en Gualeguay un 20 de agosto de 1984, el ´´Bati´´ como es apodado por su gran parecido con el histórico goleador de la Selección Argentina de fútbol, tuvo la deferencia de charlar en la previa de un gran encuentro por Copa Libertadores que lo tiene al último campeón, River, y al equipo del experimentado delantero: Cerro Porteño. En exclusiva, repasamos su carrera, sus vivencias por Asia y cómo transitó el camino para poder llegar a ser profesional.

 

-¿Es tan complejo el camino que atraviesa un futbolista para llegar a primera como parece?

-Es difícil. Hay muchas piedras que esquivar para cumplirlo, pero todo arranca como un sueño y hay que ser constante, perseverante, superarse día a día y sin duda, la recompensa vale la pena. Hay que intentarlo, así que nada, yo creo que un poco tiene que ver con eso. Nunca dejar de intentar.

 

-¿En qué momento te diste cuenta que la posibilidad de ser profesional era real?

-De a poco uno va viendo las formas.  Recién a los 16, 17 años ya en Huracán empecé a pensar que era posible. Desde el primer momento que empecé a jugar en las divisiones inferiores fui creyendo en mis condiciones, pero donde más noté que podía lograrlo fue en cuarta división donde me di cuenta que el sueño estaba cerquita y siempre confíe, tuve la ilusión de poder concretarlo sólo de una manera: trabajando duro día a día, esforzándome al máximo, y siendo muy perseverante, muy consciente y siendo optimista de que ese sueño que estaba cerca, requería de dar lo mejor de mí.

 

-Una vez que se llega, ¿Cuánto cuesta mantenerse en un medio tan competitivo como este deporte?

-Cuesta mucho, porque año tras año van saliendo jóvenes más y más talentosos. Estas en lugar de privilegio total, sabiendo que es un espacio en el cual todo el mundo quiere estar. Tenemos una cultura en Argentina muy futbolera y la única manera de conservar tu lugar de trabajo es con sacrificio y con mucho amor por el deporte.

 

-¿Cómo se cuida un deportista de alto rendimiento durante un receso de temporada?

-Principalmente manteniéndose en actividad. Todos nos dicen cada vez que viene un receso, dependiendo del torneo y de cuantos días vamos a tener de vacaciones, que tenemos que desconectarnos un poco porque también es importante el descanso mental después de la competencia. El estrés de estar siempre dando el máximo de cada uno, en cada entrenamiento, cada en cada partido, es cansador. Muy cansador. Siempre es importante relajarse y estar con la familia; después nada,  volver de a poquito a conectarse con la actividad física, haciendo deportes alternativos y también esté buscándole la vuelta para mantener a activar el cuerpo y no llegar desde cero a la pretemporada, sino con un trabajo de adaptación previa. También considero que con el tema de la alimentación se ha avanzado mucho y eso también ha facilitado todo.  Se le da mucha importancia a todo lo que es la nutrición, por eso es importante no descuidar demasiado ese factor.

 

 

-¿Cómo fue la experiencia de jugar en un continente no tan tradicional a nivel deportivo como Asia?, ¿La diferencia cultural fue difícil?

-La verdad que fue una experiencia extraordinaria del punto de vista futbolístico y desde el punto de vista cultural, tanto para mí como para mi familia, fue una experiencia única. Es muy enriquecedor cada cosa que se aprende y la verdad que desde del punto de vista deportivo, estoy muy contento de haber tomado la determinación en el momento exacto creo de mi carrera para para conocer otras cosas. Por supuesto que lo económico era una oferta muy buena, entonces al final terminaron siendo cuatro años en Asia realmente muy buenos. Por supuesto que se extraña la familia, los amigos y demás pero alguna de las cosas que aprendí en esto del fútbol, es valorar lo que uno tiene, mirar el vaso medio lleno y a pesar de que por supuesto hacen falta un montón de cosas de argentina -sobre todo los amigos y la familia- uno tiene que ver la parte positiva las cosas.

 

-¿Qué te llevó a elegir Cerro Porteño para este momento en tu carrera?

-Mi mujer había sido mamá hacía muy poquito y queríamos estar más cerca de los nuestros. Mi primera hija nació en Japón y si bien había sido una experiencia linda, también fue compleja.  Por supuesto que la tentación en lo deportivo era más que importante dado que es un club gigante del continente y presentaba un nuevo desafío en mi vida como jugar la Copa Libertadores.  Llegué en un momento de mi carrera donde me encuentra maduro y bien físicamente así que como cerraba por todos lados no tardé mucho en decidir.

 

-¿Cómo ven el cruce de Copa Libertadores con River?

- Lo encaramos como toda la Copa, prácticamente con la ilusión que nos trajo hasta acá. Con muchísimas ganas, sabiendo que en la mayoría de los casos vamos como punto y no como banca, pero con mucha humildad sabiendo que tenemos nuestras armas como para para ganarle a River o al rival que tengamos enfrente. Nosotros también estamos presionados por qué a la gente acá en Paraguay. Nos piden que ganemos la Copa Libertadores por la grandeza del club que defendemos, así que la presión es para para ambos equipos por  igual te diría. Incluso, si me apuras,  más para nosotros que el club no ha ganado todavía nunca este certamen, y River lo ha hecho en la última edición por ejemplo. Venimos con muchísima ilusión y con muchísimas ganas de poder pasar sabiendo que estamos jugándonos mucho por la trascendencia que puede llegar a tener poder lograr una victoria de esta índole ante un rival de esta categoría.

 

-Tuviste hasta el momento una gran carrera. Si te dieran la posibilidad de volver a elegir un lugar donde fuiste feliz a nivel personal y deportivo, ¿Qué elegirías?

- Yo creo que uno siempre elige lugares donde la pasó bien, donde estuvo cómodo y creo que hay en mi carrera varios lugares así. Me gustaría decir uno pero te diría que Vélez es uno. También sin duda el Rayo Vallecano o el Celta de Vigo han sido importantísimos para mí. En Japón hemos pasado muy bien así que también nos gustaría volver, pero bueno ya el destino irá diciendo y estamos abierto después de tantos años de viajar y conocer tantos lugares a lo que a lo que vaya aconteciendo, eso no lo planificamos, sino que dejamos que el destino nos sorprenda.

 

 

SU CARRERA:

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload