Boca goleó en la altura de Quito y encaminó su pase a semifinales

August 22, 2019

Partido perfecto. Implacable. Sin fisuras. De esos que no se ven todos los días en el plano internacional. Boca pisó fuerte en Ecuador y goleó a Liga de Quito que venía de nueve triunfos de manera consecutiva en condición de local. Con goles de Ábila, Reynoso y Luis Caicedo en contra, los conducidos por Alfaro se impusieron de principio a final en el bellisimo estadio Rodrigo Paz Delgado.

Sin extranjeros entre los once titulares, el Xeneize jugó con un sistema conservador (4-5-1) que en el momento de contragolpear generaba una superioridad numérica imposible para su rival que nunca pudo estar a la altura de un choque de cuartos de final de Copa Libertadores. Lejos de lo mostrado en la primera fase donde ganó sus tres encuentros como anfitrión, los comandados por el uruguayo Pablo Repetto quien supo ser verdugo de los de La Ribera en manos de Independiente del Valle, fueron superados en todos los sectores de la cancha sin excusas. 

El primer golpe de la visita llegó a los `11. Alexis Mac Allister, jugando por el centro del campo junto a Capaldo y Marcone (con Zárate y Salvio por las bandas), metió un quirúrgico pase entre líneas para Wanchope quien, pese a no haber tenido un control orientado al momento de la recepción, el ex Instituto resolvió con solvencia gambeteando a Gabbarini y definiendo sin obstrucción para delirio de los más de 1300 hinchas Xeneizes que llegaron al estadio.

Con el control del juego y el resultado a favor, varias fueron las chances de ampliar el marcador. Esto no sucedió, pero hubo dos quiebres en los primeros 45 minutos: a los `20, salió lesionado Mauro Zárate. El ex Velez, que en un principio se pensaba que la lesión era en el tendón, cree junto al cuerpo médico que el problema está en el sóleo. Este es un músculo en la cara posterior de la pierna, debajo de los gemelos, y que culmina en el tendón de Aquiles en lo que se cree que lo que afecta al ex Inter es un posible desgarro que se confirmará en horas de la tarde.

En su lugar ingresó Reynoso, quien tuvo una gran actuación y, en tiempo de descuento recibió un planchazo de Jefferson Orejuela que terminó con la expusión del jugador local. Este fue el segundo quiebre de la primera mitad.

En el complemento, con la ventaja del resultado y uno hombre más en cancha, a los dos minutos Reynoso clavó un excelso tiro libre que comenzó a liquidar la serie. Con la amplitud en el marcador, Boca dominó a merced y sólo no se llevó un resultado más abultado por la falta de eficacia en la delantera. Así y todo, el tercero llegó en contra. Ábila quedó mano a mano ante Gabbarini, la definición fue mala y el rebote derivó en Luis Caicedo quien no pudo llegar a sacarla. 

Hay un dato que no debe pasar por alto: Andrada, uno de los pilares de este Boca, lleva en el Xeneize 43 partidos. En 28 de ellos terminó con la valla en cero siendo el 65% de los encuentros lo que lo transforma en el mejor inicio para un arquero en el cuadro azul y oro en esa cantidad de partidos.

La revancha será el próximo miércoles en La Bombonera desde las 19:15 donde Liga de Quito deberá ganar por 3 a 0 para llevar el trámite al menos, a los penales.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload