"El trabajo argentino es un espejo para el fútbol boliviano"

October 22, 2019

El sueño de estar ligado al fútbol no solo atraviesa los deportistas en sí. Para reforzar lo dicho, tenemos el agrado de hacerle llegar a la gente el testimonio de Ivan Szer. El es preparador físico y, dentro de los múltiples clubes en los cuales trabajó, formó parte del proyecto a comienzos del año 2017 del proyecto CIFA (Centro Integral del Futbolista Argentino) en el equipo de Trocha que jugó el Federal C. También se sumó a Centro Español donde trabajó durante las primeras dos temporadas hasta dar el gran paso de su carrera: Bolivia. Excelente profesional, Iván trabajó hasta junio de este año donde emigró para mostrar sus capacidades en el conjunto de Jorge Wilstermann uno de los más grandes del país presidido por Evo Morales. En diálogo exclusivo con esta web, el joven expresó sus sensaciones:

- ¿Cómo surgió la idea de estar ligado al fútbol? ¿Practicaste deporte desde chico?

- Desde un primer momento no sabía ni cómo parar una pelota, pero mi viejo me llevó a los 5 años a que lo practique, y de ahí nunca jamás me despegue del fútbol. Es mi vida, mi pasión. Una vez que no pude dar el paso profesionalmente para seguir dentro de ese mundo, estudié periodismo deportivo y posteriormente el profesorado de educación física, profesión la cual me enorgullece y orienté hacia el lado del fútbol, más precisamente la preparación física, para desarrollar mi carrera.

 

- ¿Dónde diste los primeros pasos?¿Que recuerdos del primer club con el que comenzaste a trabajar?

- En el Club Atlético San Telmo, el club de mi vida. Jugué desde el primer año de Baby Fútbol hasta la 4ta división. Ya sea porque no habré reunido las condiciones y sumado a muchas lesiones graves, deje de jugar. Años después hice mis primeros pasos en el mismo club como entrenador de su escuela de fútbol, hasta llegar a ser el preparador físico durante 5 años de las divisiones juveniles, en lo que fue mi primer gran paso y experiencia y donde tengo hermosos recuerdos.

 

- ¿Que tan complejo es trabajar en la formación de juveniles en el país?

- Tuve la suerte de trabajar en clubes de diferentes categorías y casi todas las etapas (infantil, juvenil, profesional). La calidad de jugadores que existe en nuestro país es envidiable. A nivel infraestructura se está creciendo a pasos agigantados pero falta mucho, aunque por suerte veo que la cantidad y capacidad de profesionales crece día a día y existe una especie de “renovación” en las metodologías de trabajo. Eso sí, somos un país donde el fútbol es una religión y las presiones que le llegan al jugador (y cada vez desde más chicos) desde diferentes ámbitos, muchas veces es nocivo para la carrera de un futbolista.

 

- Diferenciame el trabajo que realizas (o realizaste) en Bolivia en relación a lo que se hace en argentina.

- En el club Jorge Wilstermann trabajo como preparador físico alterno de la primera división y encabezo el trabajo en la reserva y las divisiones juveniles más grandes. Trato, en lo posible, de realizar un trabajo integral desde mi área, la preparación física, vinculando los aspectos técnicos, tácticos y lo que hoy más requiere el fútbol que es la interpretación de las diferentes situaciones que suceden dentro del campo de juego.

 

- La altura es un aspecto que diferencia a Bolivia con el resto se Sudamérica. ¿La preparación y alimentación es diferente?

- El Wilstermann es un equipo de altura, aunque al ya tener al plantel adaptado el trabajo cotidiano pasa a ser el mismo que realizaríamos en cualquier otro club. Aquí en Bolivia, como cuando la selección argentina viene a jugar por ejemplo por eliminatorias, la polémica de la altura está instalada permanentemente ya que los equipos bolivianos del llano también sufren de la misma. Está demostrado que el rendimiento no es el mismo, aunque nadie te garantiza que por jugar en la altura vas a ganar todos los partidos. La cultura es de por sí diferente y la alimentación cambia como en todos lados con sus comidas tradicionales, pero en parte es parecida a la nuestra.

 

- ¿Cuál es tu objetivo más cercano a cumplir?

- Principalmente afianzarme aquí en Bolivia, cumplir los objetivos que se propuso el cuerpo técnico en el cual trabajo actualmente y que ello traiga aparejado competir en una copa internacional, lo cual sería muy importante para mí.

 

-¿como es el día a día lejos de casa en relación a las costumbres que tiene Bolivia que acá no hay?

- En lo que respecta al día a día, por las mañanas entrenamos con el primer equipo, almuerzo al mediodía y por la tarde entrenamos con la reserva, Sub19 y Sub17 del club. Cuando estoy con tiempo en casa, tomando unos mates, me siento a planificar las semanas, pasar datos estadísticos y todo lo que refiere a mi trabajo. Tratamos con los integrantes del cuerpo técnico de juntarnos a cenar, salir a caminar y despejarnos un poco cuando podemos, ya que en la distancia es importante estar unidos entre nosotros. Obviamente los fines de semana son los días de competencia, hay viajes, concentraciones. La vida en Cochabamba es cómoda y tranquila. 

 

-¿Cómo te trató la gente de allá?

- Muy bien. La gente del club está hace mucho tiempo trabajando y han pasado muchos cuerpos técnicos en este tiempo. Con nosotros parecen haber encontrado un buen grupo ya qué hay un gran clima en cada entrenamiento. En mi caso particular, también tuve que acoplarme a los entrenadores de las divisiones juveniles, con los cuales también hemos hecho una gran relación. 

 

-¿Es reconocido el trabajo del Argentino?

- Completamente. El fútbol más visto y que más se consume aquí en Bolivia es el argentino. Hay muchos jugadores y entrenadores en el fútbol profesional y muchos de ellos son figuras y referentes en sus equipos. Sin dudas que el trabajo argentino es un espejo para el fútbol boliviano y de eso tenemos que estar orgullosos.

 

- Mensaje para la familia que quieras dejarle:
- Decirle a mis viejos, Alejandro y Silvia, a mi hermana Yanina quien me hizo tío hace unos meses de mi sobrina Catalina (a la cual todavía no conozco por estar trabajando aquí) y a mi novia Guada que los extraño mucho y son mi principal sostén en la distancia, y que sin su apoyo toda esta experiencia se haría muy cuesta arriba. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload